Mari Puri Herrero

 

Mari Puri Herrero
nace en Bilbao en 1942. Es pintora y grabadora.

Desde el inicio de
su carrera optó por el arte figurativo guardando cierta
reminiscencia con viejos maestros como Goya.

Ello la diferencia
de la otra corriente más conocida del arte vasco: abstracción
y el esquematismo geométrico que inician diferentes artistas como: 
Oteiza,Chillida, Ibarrola y Basterretxea. Su linea artística se
puede emparentar más con artistas como Carmen Laffón, por el
protagonismo que se le da a la figura humana.

Como temas
habituales elije figuras en paisaje e interiores. A menudo aparecen
en sus pinturas personajes encorbatados, personas mofletudas y de
rasgos anticlásicos, árboles y pájaros. Es el suyo un realismo
mágico.

Su pintura adquiere
en ocasiones cualidades evanescentes y en cuanto a tonalidades toman
especial presencia los verdes y azules.

 

 Se le conoce
también por ser la creadora del personaje de la Mari Jaia, símbolo
de la Semana Grande de Bilbao y también ha diseñado algún logotipo
institucional.

 

Mari Puri herrero es
una institución en el mundo del arte. 

Le conozco
personalmente, he estado en sus estudios en varias ocasiones, llegué
a posee un cuadro pintado por ella que vendí para comprar heroína y
es una de esas artistas que no me necesitan, pero rompo aquí mi
promesa porque quiero que conste que en un momento de mi vida en el
que me encontraba muy deprimida, Mari Puri me dijo con mucha fuerza y
cariño:

"Blanca: Métete
en tu estudio y quédate allí aunque no sientas ganas de pintar: ya
vendrán.Y lo hice, y experimenté que Mari Puri me había dado
un gran consejo.