Ainize Txopitea

 Ainize Txopitea es licenciada en Digital Media Production por la Universidad London College of Communication, 2003. Desde entonces ha alternado su trabajo creativo con las exposiciones, el diseño grafico y la elaboración de páginas web para artistas.


Su obra destaca por seguir una línea estética de profundidad emotiva y conceptual, donde se integran artes plásticas, nuevas tecnologías y lenguaje.Ha publicado en diversos libros, catálogos, revistas y portales de arte y cultura en la red. Ha realizado exposiciones en España, Argentina, Alemania, Inglaterra y EEUU.


El arte lo he vivido desde mi infancia. Mi padre era pintor y fue él quién sembró la semilla del arte en mi.  Ahora me me toca a mi regar el árbol creativo que crece dentro.


Una noche me dijo ‘el artista tiene que enfrentarse a dilemas más allá del día a día’. Ahora comprendo el dilema; se trata de enfrentarse al lienzo en blanco, al universo de uno mismo.


Es maravilloso abstraerse, hacer una escapada al inmenso océano de la imaginación y plasmarlo plásticamente. El resultado es siempre sorprendente.


Mi obra recoge collages digitales, foto montajes y técnicas mixtas, que ofrecen poemas conceptuales e historias femeninas. Palabras y visuales, poesía e imagen están entrelazados e interseccionados para trazar un mundo globalizado en torno a los rituales de amor, la vida y la muerte.


Con mis obra pretendo expresar las sensaciones que pasan por mi pensamiento, trasformando la información semántica en un plano estético para invitar a la reflexión del espectador.


En nuestra relación con todo lo que nos rodea, nos encontramos inmersos en una serie de lenguajes autónomos que poco a poco van siendo descubiertos y traducidos por nuestros sentidos.


Política, cultura, religión, caos, orden, libertad, esperanza. El arte puede servir como un canal para expresar sentimientos, reivindicar preocupaciones o recordar el zeigest del pasado. Puede ser utilizada como arma comunicativa en este planeta desolado y agredido. Como una crónica visual de crítica y de denuncia, de protesta contra la muerte del espíritu.


En una sola mirada se puede lograr transmitir una brevedad esencial vinculada a las emociones más primarias, o por lo contrario ir desvelando capa a capa una conciencia pictórica desarrollada a lo largo de los años.


Aun así no es fácil fabricar sueños y menos vivir de ellos. Somos muchos los que queremos que se nos escuche pero la voz suena muy bajito entre tanto ruido y muros tan altos.


‘Derrumbar el muro de una vez por todas, derrumbar el muro vencido por la pesadilla, derrumbar el muro entre tu y yo, derrumbar el muro sin derrumbarme’. Como artista me conformo con ir derrumbando muros y seguir en pie.

See video
See video